25 de febrero de 2009

El Robobo de la Jojoya

Spain is different, very different. Los que siguen este blog saben que no soy muy dado a tirar de tópicos, entre otras cosas porque los aborrezco; sin embargo hay veces que uno no tiene mas remedio que recurrir a ellos ya que reflejan verdades como templos.

Supongo que robar un museo no es una empresa sencilla; en películas relacionadas con la temática como Italian Job se puede ver lo complicado que puede llegar a ser el asunto: trazar un plan concienzudo y perfecto, no levantar sospechas, analizar el edificio para que el recorrido sea breve y directo, esquivar los sistemas de alarma y de seguridad, levantar las mínimas sospechas posibles, tener un plan b por si algo se tuerce… son demasiados factores que no están al alcance de cualquiera.

Sin embargo, cuando el escenario se encuentra en España, la cosa a veces cambia sustancialmente; vamos, que un golpe a la española suele ser mas parecido a El Robobo de la Jojoya que a Ocean’s Eleven… y no sólo por la calidad de los actores.

Y es que aquí todo es diferente; para lo bueno y para lo malo. Y cuando es para lo malo, desgraciadamente, suele tirar a cutre.

Porque entrar en el Museo de Bellas Artes, considerada la segunda pinacoteca mas importante de España, a plena luz del día y robar la cruz de una escultura de Juan Martínez Montañés sorteando como único escollo el pique del ticket de entrada por parte del segurata de turno no merece otro calificativo.

Alegan que es la primera vez que se produce un hurto de estas características en el Museo, pero claro, posiblemente los cacos no tenían ni idea de lo fácil que podía ser llevarse las obras de arte de la pinacoteca. De hecho, de haberlo imaginado seguro que en vez de la cruz de Santo Domingo Penitente habrían robado el santo completo o un cuadro de Zurbarán….

De todas formas, parece ser que tenemos un bandido montañesino en la ciudad, porque ya el año pasado por estas mismas fechas desapareció un Niño Jesús inspirado en la obra del genial jiennense que pertenecía a la Hermandad del Calvario (y que, por cierto, aún no ha sido recuperado).

En fin, que no ganamos últimamente para sustos; entre cruces sisadas y ángeles escondidos esto parece el Juego de la Oca, me llevo uno y gano dos…

Y ahora que alguien me diga que no somos diferentes...

15 comentarios:

  1. Quizás durante todos estos años ha existido una "regla no escrita" de respetar lass obras de arte. Los altares de cultos de las Hermandades, era algo respetado...nadie se planteaba que se cometieran robos ahi ¿qué medidas de seguridad tienen?ninguna. Así como todas las obras de arte que existen en nuestras iglesias.

    Lo del Museo de Bellas Artes, parece mas de cachondeo...¿qué sentido tiene robar solo la cruz?destapar las vergüenzas del sistema de seguridad del Museo.

    Pero de todas formas...la propia afluencia de público que tiene, de los propios ciudadanos, hace que sea un espacio semi vacio (salvo exposiciones temporales) y se relajen las medidas de seguridad (mas propias de un centro de interpretación de Doñana o algo así).

    Un saludo querido Du (Por cierto ¿al final sales el lunes?)

    ResponderEliminar
  2. No comments, Spain is different and the spanish are...I don't Know...y hasta aquí llegó mi conocimiento del inglés. Yo creo que me da para que me contraten en un museo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Que se pueda robar en un Museo con tanta facilidad clama al cielo. Imagino (y espero) que al responsable correspondiente le hayan puesto la cara bien colorada y ahora se tomen medidas.

    Lo que veo más complicado por desgracia es lo de controlar este tipo de robos en Iglesias. No me imagino ni a un guardia en la puerta, menos aún arcos de seguridad...

    ¿Cuál es la solución?

    ResponderEliminar
  4. El domingo paseaba por El Prado, y estaba muy cambiado desde la última vez que fui, hacía unos años ya… La disposición de las salas, la catalogación de las obras; incluso había cuadros que la última vez que fui eran de Velázquez y ahora no. Empecé a verle al Prado un tinte de pinacoteca mas…. Europea, y no sólo por la cafetería nueva. La cosa es que pensaba si algún día nuestra pinacoteca sufriría un cambio así. Aunque debamos preservar la estética del edificio, necesita modernizarse en muchos ámbitos, por no decir en todos… Pero claro, si en un espacio destinado a contemplar pinturas y esculturas la iluminación es así, ya el tema de la seguridad, pues a la vista está…
    Y sobre robar sólo la cruz.. conozco a gente que con eso sería feliz, fetichistas del arte y cosas así…
    Kisses

    ResponderEliminar
  5. Me pareció rarísimo que se llevasen la cruz, pero en esta ciudad, esas cosas raras suelen ocurrir.
    Me han contado que por llevarse una bici llegaron a cortar una señal de "ceda el paso"...

    ResponderEliminar
  6. QUE SÍ, QUE TIENES RAZÓN. QUE SOMOS DIFERENTES. CUTRES MÁS BIEN. PERO HIJO MÍO NOS TOCÓ VIVIR AQUÍ Y A PESAR DE QUE EL ROBO DE LA CRUZ NO SEA UN BUEN ACTO, ME HE TENIDO QUE REIR CON TU MANERA DE CONTARLO. BUENÍSIMO.NO SABÍA YO QUE ME IBA A REIR TANTO ESTA MAÑANA.

    ResponderEliminar
  7. Si es que no puede ser...

    De cachondeo, vamos.

    ResponderEliminar
  8. Esta tarde voy allí a ver si me llevo algo para el salón

    Un abrazo General

    ResponderEliminar
  9. Amigo Edward, el año pasado también creo recordar que robaron el cepillo de la Hermandad de Santa Lucía, que estaba en la Iglesia de San Román. Quizás fuera así, pero parece que se ha abierto el coto de caza. Quizás sea una reflexión importante, una consecuencia de la pérdida progresiva de respeto a la Semana Santa y a otros símbolos hasta hace pocos años intocables...
    Por cierto, el lunes nos veremos, pero yo desde el otro lado, jeje.

    Juanma, contratado!

    Solución compleja, Aasuero. En realidad es algo difícil de controlar, pero es que como apuntaba Edward apenas se habían dado casos de ese estilo. Todo depende del respeto, y últimamente no se prodiga nuestra sociedad mucho en ello. Es como robar figuritas de los belenes o los asientos de un campo de fútbol...Se supone que debe haber una ética y una moral. Se supone...

    Complicado lo veo, Gata Roma... Quizás el origen de los Museos pueda dar una respuesta al tema; la creación del Prado es distinta a la de Bellas Artes. Uno nace para mostrar las obras de la Corona, otro para albergar los tesoros frutos de las desamortizaciones (a groso modo). Uno prácticamente se crea y se regenera con el tiempo, el otro simplemente está ahí porque en Sevilla había un legado pictórico y escultórico inmenso del barroco. Incluso los orígenes de los edificios son diferentes...

    Jeje, dama, y seguro que la culpa era del que ató la bici a la señal...

    Fango, tampoco somos tan cutres en todo, jeje. Dejémoslo en que algunas veces pecamos de "chapuzillas"... Pero bueno, lo suyo es tomarlo con humor, claro está.

    Y fue este viernes de carnaval precisamente, Miguel. Lo mismo la cruz desfilaba el sábado por Cádiz.

    Buena postura Luz de Gas. Creo que sofás no hay en el Museo, pero un Murillo en mi comedor quedaría perfecto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Voy a contar otro robo que se dió aqui en Sevilla, creo que puede que haga de esto unos 50 años.
    En la Central de Correos, que está en la Avenida (entonces de José Antonio, hoy de la Constitución), habia en la entrada un gran reloj, sujetado con dos cadenas. Siempre habia una pareja de policias armados (hoy policias nacionales), pues bien llegaron dos individuos con sus "monos" de trabajo y una larga escalera, y le dijeron a los policias, "nos llevamos el reloj para arreglarlo" (el reloj funcionaba perfectamente), los policias estuvieron mirando como bajaban el reloj, y estos individuos salieron con su reloj. Al salir el Director de Correos, vió que no estaba el reloj, y hasta el dia de la fecha del citado reloj, no se supo nada más. Por eso no me extraña el robo de la cruz, lo que si me extraña es que no se llevaran el santo entero. Alberto.

    ResponderEliminar
  11. Ya lo habéis dicho todo. De pena y risa a la vez, porque vaya tela.

    ResponderEliminar
  12. Otro ejemplo más de la falta de respeto imperante en nuestra sociedad. Gracias por rescatarnos la impactante noticia amigo Sergio.

    Que tengas una buena estación de Vía Crucis.

    ResponderEliminar
  13. Al llevarse la cruz creo que es más broma que robo, pero una desfachatez de todos modos y una muestra más de lo dejada que está nuestra pinacoteca.

    ResponderEliminar
  14. Jeje, esperaremos tu vuelta, Cruel y Justiciero.

    Como siempre, fantástica aportación Alberto. La cara que debió quedársele a los policías debió ser un poema...

    Pues si, zapateiro...

    Muchas gracias duende del sur, esperemos que se porte la Virgen de la Cueva, porque pinta mal la cosa.

    Sin duda, zinquirilla. Parece increíble que en pleno 2009 sucedan estas cosas en un museo de este calibre...

    Saludos.

    ResponderEliminar

Comentarios: