7 de abril de 2010

Estampas de la Semana Santa: Jueves, Viernes y Sábado

El hombre de la lluvia

Bajo la campana que se centra en la espadaña, un señor aguarda pacientemente la salida de la Virgen de los Ángeles para invocar a la única lluvia que afortunadamente tuvimos el Jueves Santo: la de los pétalos de flores guardados en la caja de cartón que estaba a sus pies.


Saeta

El palio ya ha pasado, la gente se vuelve, regresa a su casa o simplemente retoma la conversación interrumpida con la salida. Sólo la niña parece estar atenta al saetero, que sigue a lo suyo en el balcón.

O bien a su corta edad tiene mas sensibilidad que buena parte de los asistentes o simplemente le llama la atención el señor de enfrente. Habrá que preguntárselo el año que viene.


Piedad

Y se hizo el silencio en la calle Imagen. Las palabras quedaron reducidas a miradas: miradas de compasión, de respeto, de temor. Miradas como la de Sor Ángela, que parece quisiera compartir el dolor de la Virgen de la Piedad, de José de Arimatea y demás integrantes de la Sagrada Mortaja.


Puertas

Se abren las puertas de San Buenaventura, se van cerrando las del día más largo de la ciudad, ese que empezó al mediodía en la Capilla de los Ángeles y acabará dentro de poco en la calle Castilla. Más de treinta y cinco horas de emociones a flor de piel y recuerdos renacidos.


60

Era la gran novedad de la Semana Santa. Desde el Plantinar, la Hermandad del Sol realizaba su estación de penitencia a la Catedral y por primera vez el Varón de Dolores desfilaba frente al Altísimo. Sueño cumplido, número redondo de hermandes. ¿Habrá una próxima?


Ocaso

Sillas amontonadas en la Campana, retorno a San Gregorio de la Virgen de Villaviciosa, postrimerías del Sábado Santo… El cartel de la compañía de seguros se basta para subtitular la imagen. Todo empieza, todo acaba.

6 comentarios:

  1. Yo también estaba en la salida de Los Negritos, bueno, en mi blog se vé…
    No te llamé, ni tú a mí… ¡que pena joe!

    En fin, la terapia de grupo de fin de Semana Santa va dando sus frutos, aunque a mí no me sienta bien volver a este barrio, creo que el clima de mi otra casa me venía mejor….

    Kisses

    ResponderEliminar
  2. Pudimos disfrutar de la Hermandad del Cachorro en la calle. Ojalá ocurriese más a menudo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. La foto de las sillas es muy curiosa.
    Espero que hayas disfrutado.

    ResponderEliminar
  4. Entrega final, que no deja de tener un sabor de boca nostálgico...

    1.- Petalada que me cogió justo debajo, lo que indica que estábamos muy cerquita. Y nuestra querida Gata también. Los tres nos pudimos incluso presentir. Lo verás en una foto en mi blog.
    2.- Genial. El puntazo de coger a todo el mundo volviéndose excepto la niña es extraordinario. Una de las mejores.
    3.- Esta tirada está siendo de las mejores. Otra estampa muy singular y realmente genial.
    4.- La vi a la salida de la Catedral con "Ione" sonando... sublime.
    5.- Foto histórica.
    6.- Lo has clavado amigo Du. También de las mejores. Consigues jugar con un marco incomparable, las sillas en el margen inferior, recogidas, y el cartel del Ocaso, con todo lo que ello significa, en la zona superior, mientras que por el centro el Duelo marca sus últimos pasos hasta la puerta de San Gregorio Magno. Genial.

    Y se acabó. Se terminó un año más... ahora tenemos que sentarnos en el banco de la espera.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  5. Todos los años hay una estampa que se repite, todos mirando al cielo el día que sale su hermandad,
    Besos, hasta pronto.

    ResponderEliminar

Comentarios: