5 de diciembre de 2008

Nos vamos de Safari

Parece ser que una nueva atracción turística se va a añadir a la variada oferta cultural de la ciudad. Quizás sea en un impulso por dinamizar el sector y amortiguar los efectos de la crisis; quizás se trate de una medida para ayudar a todos los sevillanos que por mor de la galopante recesión no estén en condiciones de pagarse unas vacaciones; lo cierto es que estamos de enhorabuena ya que todo indica que no vamos a tener que hacer el petate ni vacunarnos contra las picaduras de mosquito para ir a Kenia o visitar el Parque Natural del Serengueti.

Al contrario, con un simple billete de autobús (quizás sea éste el motivo del tarifazo que quiere meter Tussam…) puede ser que tengamos la posibilidad de disfrutar de un trepidante Safari cartujano.

Y es que, a tenor del impresionante ecosistema que se está desarrollando en el antiguo canal que unía el río con el Lago de España en la Expo’92, en semejante pastizal no creo que se sorprendiera nadie si apareciese de repente una manada de ñus o una familia de leones.

El crecimiento desorbitado de jaramagos y demás plantas silvestres (supongo que el amigo Javi podrá sacarnos de dudas sobre su naturaleza) ha desatado el nacimiento de esta tupida sabana que haría las delicias del mismísimo David Attenborough.

Muchas veces impresiona el grado de dejadez y abandono hasta el que se puede llegar cuando algo no interesa o simplemente no está de moda.

Y no solo hablo del Canal, sino de todo el entorno en general. Restos de botellonas, pavimentos levantados, farolas absolutamente reventadas.... Parece mentira que hace solo 16 años por ese mismo paraje hoy desolador pasaran miles de personas.

Como tantas otras veces, hay que apelar a los recuerdos para, al menos, esbozar una sonrisa ante este triste espectáculo; los viajes en catamarán canal arriba, canal abajo: el Living On My Own de Freddie Mercury a toda pastilla en Gente Guapa (la que para los jóvenes era la discoteca de la Expo); la silueta recortada en el horizonte del cohete Arianne, hoy relegado a la simple función de poste en espera de una jubilación definitiva; el agotador camino de vuelta a casa mientras se trazaban las estrategias a seguir al día siguiente para poder sellar en el mayor número de pabellones posibles… De todo eso hoy solo quedan escombros.

Sin embargo, es llamativo que a escasos 100 metros de este paisaje urbano (porque es un paisaje urbano) mas propio de ciudades tercermundistas hayan sido derribados en apenas tres años el Palenque y los pabellones de Checoslovaquia y Santa Sede con el objetivo de favorecer el desarrollo del Parque Tecnológico de la Cartuja. Llamativo y paradójico, porque este entorno no creo que sea el mas apropiado para un recinto de ese calibre. Algo no cuadra o a alguien no le cuadran las cuentas; a saber...

Supongo que el problema será el mismo de siempre: las dichosas competencias; y es que la limpieza correrá a cargo del Ayuntamiento, de Agesa, de Isla Mágica o vaya usted a saber... Lo único cierto es que para la próxima Bienal de Arte Comtemporáneo los turistas lo primero que verán será esta obra de arte por obra y gracia de la Madre Naturaleza. Y el que no se consuele es porque no quiere...

23 comentarios:

  1. O las cuentas, hace 16 años, cuadraron (y bien que lo hicieron) el bolsillo de unos pocos que, luego, se han olvidado.
    Lamentable y patético.
    Un abrazo, querido amigo.

    ResponderEliminar
  2. Me acabo de enterar que han derribado el Palenque, no tenía ni idea.

    Ya lo decía en lo del Kangaroo El Planeta de los Simios

    Saludos General

    ResponderEliminar
  3. Lo de la Isla de La Cartuja es digno de estudio desde luego. Por que si como dices el parque tecnológico es un éxito (y ha supuesto, supone y supondrá una inyección económica bestial en la ciudad), el resto del recinto está decadente. Las causas...a saber...desde falta de previsión en su momento para integrarse correctamente en la ciudad, hasta el enorme peso económico diario que debe suponer mantener todo lo que está fuera del parque tecnológico, sin que exista ninguna actividad productiva.

    Lo de los recintos de las exposiciones, también es un tema delicado..por que yo el campo de jaramagos mas grande que he visto ultimamente ha sido el recinto del forum de barcelona, y lo que me comentan de Lisboa no va muy desencaminado...a ver que pasa con Zaragoza.

    Saludos a todos

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que lo que presentas hoy es lamentable pero debemos todos recordar que tuvimos un alcalde -Rojas Marcos- que se hizo una foto en la pasarela del Auditorio, con La Cartuja al fondo diciendo a los sevillanos; "esto no es Sevilla", claro.
    Desde el 93 al 96 tuve oficina en el W.T.C., entonces si que no iba por allí "ni el Tato" -y no me refiero a nuestro tabernero-, hay que decir que en la actualidad, allí se han recuperado más del 70% de los pabellones, en otros se han levantado nuevos en sus solares y hay cantidad de gente que, si por ellos fuera, aquello sería ya un nuevo "POLÍNGANO".
    EL Palenque, una vez cumplida su misión en la Expo, no tenía sentido su conservación, lo conocía muy bien por dentro, era impresentable.
    Y ¿El Auditorio?. Para mí, si me lee Eleuterio Población me excomulgará, es un espacio con mucho marmol, eso sí, pero un churro insostenible de mantener abierto como lo que debería ser, te lo digo usando criterios exclusivamente de gestión tecnica en su explotación. Terminará desapareciendo o transformado totalmente.
    Por último, querido DU, sabes que la politica mundial en cuanto "al día después" de los Pabellones en todas la Expo mundiales es; conservar tan sólo uno o dos símbolos y lo demás fuera. En eso la Expo de Sevilla ha sido una experiencia única.
    Lo qe hoy pesentas, por supuesto, lamentable, de acuerdo pero ¿Qué me dices del otro lado -"la rive gauche"- del rio. Toda la orilla desde el parque de San Jerónimo hasta casi el mismísimo Puente de Triana. Ese excepcional paseo tanto por arriba - calle Torneo y continuación- como por abajo a nivel del rio; lamentable e indecente. Nadie dice nada y esto si que es el chocolate del loro, tan sólo se trata de limpiar, repones y fijar baldosas, expulsar a los okupas, reponer barandas, limpiar paredes, etc. Osea, lo que se hace en los pueblos cuando sale la Patrona cada año, tan sólo que aquí, llevamos 16 años, pasando tan solo las bandas de cornetas.
    Y ésto es responsabilidad, exclusivamente de nosotros; los sevillanos.
    Saludos.
    Doria

    ResponderEliminar
  5. Es lo de siempre, ya paso en lo que es hoy un centro comercial, que anidaron patos de una especie protegida en la laguna que se genero al parar las obras.

    ResponderEliminar
  6. Querido Sergio,hace años que me pregunto lo mismo que tú, es lamentable que uno por el otro esto siga así. Los jardines del Guadalquivir, el Pabellón de la Naturaleza, ya el verano pasado sofocaron algún que otro incendio. Y en la otra orilla, es lamentable la suciedad de cristales, cacas de perro, escalones rotos, jaramagos..etc. Solo se actua por allí cuando hay asentamientos, y para las personas que pasean, hacen footing o van al Club de Remo...agua y ajo.
    Solo decirte que a ver si esta vez también te lee quién corresponda, y se hace algo.
    Un beso

    P.D.¿La discoteca de que hablas es la que pusieron en el Quemado Pabellón de los Descubrimientos?

    ResponderEliminar
  7. Bueno por lo menos ésto no es exclusiva muncial de Sevilla, sino que como bien ha dicho Alguien el a ciudad ocurre en otros sitios igual. Supongo que si está así será porque nadie se quiere hacer cargo de algo que no sirve actualmente para nada, pueso que en el parque de la Cartuja está la cosa más o menos bien. Imagino que hasta que no se paren a pensar algo para esa zona todo seguirá igual.

    ResponderEliminar
  8. Querido amigo, esta tarde, de 7 a 8 en Punto Radio Sevilla, tendremos la oportunidad la comunidad bloguera sevillana de entrevistar al delegado de Urbanismo, Gómez de Celis, en el programa de la Radio de los Blogueros. Si deseas hacerle alguna pregunta tan sólo basta con dejarla en el blog del programa.

    Seguro que tú tienes muchas preguntas que poder hacerle, no me cabe dudas. Gracias y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Enorme entrada Sergio. A ver si alguien que lo lea toma nota.

    En cuanto a las plantas te muestro un botón: en 4º de carrera tenía que confeccionar un herbario de 200 plantas silvestres. Mientras la gente se iba a los Pinares de Aznalcázar o a zonas de la Campiña sevillana, más del 60% de mi herbario lo realicé entre la Pablo de Olavide y esta zona de la Isla de la Cartuja que comentas.

    A falta de un Parque Botánico como ocurre en otras ciudades (cómo me acuerdo del Pabellón de la Naturaleza), al menos podremos presumir de una riqueza vegetal considerable en el antiguo Canal de la Expo...

    Como bien dices, quien no se consuela es porque no quiere.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  10. Sin lugar a dudas, sobran los adjetivos, amigo Juanma. Y lo peor de todo es que no es la primera vez que pasa algo parecido, ni la última...

    Lamento que tengas que enterar por aquí, Luz de Gas, pero sí, efectivamente el Palenque se derribó hace un tiempo.

    Alguien en la ciudad, el tema es que ahora mismo tenemos un espacio parcelado y acotado para distintos usos: Isla Mágica, Parque Tecnológico, etc..., pero lo que se ha quedado fuera, como este paseo o los Jardines del Guadalquivir, están completamente abandonados a su suerte.

    Bueno Doria, son muchos los puntos que tocas; lo del antiguo alcalde se desacredita por si solo, evidentemente; respecto al tema Palanque, personalmente creo que era uno de los emblemas de la Expo, y siempre lo será. Quizás cambiándole el uso podría haberse mantenido en pie. Creo que básicamente se trata de que todos tenemos recuerdos y vivencias de la Expo, pero todo radica en la gente que venga en un futuro, los sevillanos del mañana, que no sabrán nada de la existencia de Palenque ni de Torre Banesto ni de Santa Sede, por poner ejemplos. La Expo tenía una serie de elementos efímeros, como el Pabellón de Japón, que aunque fuera de Tadao Ando estaba prevista su desaparición; pero hay otros elementos que no tenían ese carácter "temporal" y que forman parte del legado que se debería dejar a generaciones venideras. Si acabamos con esos elementos, ¿qué constancia tendrán de nuestra Expo en un futuro? Es como si de la Exposición del 29 sólo se hubiera dejado el Parque y la Plaza de España. Algo tiene que legarse, y cuanto mas (pienso) mejor. Lo que hoy nos parece inservible quizás dentro de muchos años pueda ser una joya.

    Jeje, alguien en la ciudad, qué buenas vistas tenía de la Laguna del Stirling desde mi Gol Norte... Y además no eran patos cualquiera, estaban protegidos...

    Que va Mer, era una discoteca (mas bien una terraza de verano) que estaba justo al bajar las escaleras que salen en la tercera foto.

    Estamos en lo de siempre, Jaar, el problema es que cuando se quiera integrar o recuperar habrá que hacerlo de nuevo. Lo gracioso es que muchas ciudades del mundo querrían un paseo como este que hoy tenemos abandonado. Pero muchas.

    Muchas gracias por avisarme Híspalis, aunque ya te conteste a toro pasado. Fantástica la entrevista, por cierto.

    Eso que cuentas es muy muy bueno, duende del sur; recordando lo que comenta alguien en la ciudad, no me extraña que cuando se decidan a limpiarlo aparezcan especies protegidas de plantas....

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Pero no preocuparos de como está la que fué la Expo, pero Sevilla tiene ahora carril bici, que es de donde han "chupado" ahora, porque de aquello ya se "chupó", y asi nos va. ¿Y hasta cuando consetiremos que hagan esto con nuestra Sevilla?.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Genial, como siempre, Sergio. Me encanta cómo sacas a relucir las vergüenzas más vergonzosas de esta nuestra ciudad, supuestamente "la ciudad de las personas". No puedo otra cosa sino estar en total acuerdo con esta magistral crítica que realizas. Gracias por poner con palabras lo que pensamos más de un sevillano de la dejadez por las calles y entornos de nuestra ciudad.

    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  14. Siempre lo pensé, cuando remaba camino de “el Huevo de Colón” y veía la selva que crecía por la ExEXPO, que al final sería bonito… jajaja, como tú dices, el que no se consuela..
    Si quieres un día hacemos una excursión, yo pongo medios nauticos y hacemos un desembarco rollo colonizadores en el Orinoco.
    Kisses

    ResponderEliminar
  15. I recently came accross your blog and have been reading along. I thought I would leave my first comment. I dont know what to say except that I have enjoyed reading. Nice blog. I will keep visiting this blog very often.

    Julissa

    www.hairweavingbasics.com

    ResponderEliminar
  16. Hola.
    Hace ya algun tiempo que no paso por alli, a mi aunque me gusta mas que hubiera agua, tampoco me deja de gustar el nuevo aspecto, como dices es como el safari, un rio de hierbas y jaramagos que no se cuanto durara asi pero ya hasta cariño se le coge. Y en ese pabellon dicen que van a poner lo de munarco, no lo veo yo muy apropiado...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Hola!....Amigo que crónica,pero seguro esto llegara a buen puerto,importante las reacciones de tus lectores,lo cual me dice que no son indiferentes a estas cosas.Acertado como siempre.

    ResponderEliminar
  18. Aunque soy sevillana me da vergüenza ver como tenemos nuestra ciudad, está dejada, sucia y de los monumentos, fuentes y parques mejor no hablar.
    ¿Qué pensarán todos esos turistas nacionales e internacionales que nos visitan? ¿Volverán de nuevo a Sevilla?
    Gran entrada como siempre amigo Sergio.
    Muchos besitos

    ResponderEliminar
  19. I recently came accross your blog and have been reading along. I thought I would leave my first comment. I dont know what to say except that I have enjoyed reading. Nice blog. I will keep visiting this blog very often.

    Julissa

    www.hairweavingbasics.com

    ResponderEliminar
  20. Hola! Nunca habñia entrado en tu blog pero la verdad es q a partir de ahora me considero fan incondicional, jejeje. Lo del recinto de la Expo es para echarse a llorar, pero bueno, poco a poco supongo q las cosas se irán arreglando (aquí necesitamos 20 años para lo q en otras ciudades hacen en 2, qué le vamos a hacer?)

    Yo sería feliz viendo ese canal recuperado, con una lámina de agua al estilo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia con el Pabellón del Futuro abierto como museo de la Ciencia reflejándose en las aguas ^^

    Un saludo y sigo bicheando por tu blog :)

    ResponderEliminar
  21. Muchas veces cuando voy con la bici por aquellos parajes "universales" paso miedo, porque me rozan los árboles, me atrapan...

    ResponderEliminar
  22. Me alegra que al menos en el comentario de Alguien en la ciudad se ponga de manifiesto que la decadencia tras las exposiciones universales y demás acontecimientos no es algo exclusivo de los sevillanos (algo así como un chauvinismo a la inversa). Claro que no soy ciego, y observo con tristeza el estado deplorable en que se encuentran algunas zonas de La Cartuja, pero lanzo al aire algunas preguntas:
    1.- ¿Cuántos de ustedes se pararon hace dos décadas delante del muro gaffiteado de torneo añorando ver la "maravillosa" isla (o ni eso) que se escondía detrás?
    2.- ¿No son suficientes 16 años para ver que hay ciertas instalaciones de la Expo que aunque maravillosamente bonitas no sirven absolutamente para nada?
    3.- ¿Qué usos proponen?

    Perdonen mi ingenieril practicismo, pero cuando construyan un edificio de empresas en el solar del Palenque su contorno dejará de estar abandonado.

    Un saludo Du, seguiremos discutiendo nuestros diferentes puntos de vista.

    ResponderEliminar

Comentarios: